Sunday, 1 February 2009


Nunca me había pasado, ellas siempre fueron de esas pocas personas con las que me sentí totalmente cómoda de decir cualquier cosa, nunca me sentí sapo de otro pozo. No, no estoy diciendo que ellas me hagan sentir eso, porque no es así. Al contrario, los quince días que no las ví no dejaron de mandarme mensajes contando todos los sucesos importantes (y hasta los más insignificantes); y ahora, me actualizan en todo. Pero lo que me pasa es que ellas están muuuy relajadas con todo y, en cambio, yo no dejo de ver todo como una simple mierda. Todo me molesta, si salgo, no tengo ganas; sino salgo, no tengo vida; si estoy soltera, soy fea y nadie me quiere; si hay alguien que se interesa, no quiero nada; si no las veo, las extraño; si las veo, me siento colgada; si comí poco o no comí, me tengo que fumar a mi mamá; si comí mucho, voy a engordar; si me manda mensaje o me llama, me rompe las bolas y no tengo ganas; si me entero que llamó a otra, me rompe las bolas. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH, definitivamente no hay choto que me venga bien. Fuck off.

1 comment:

nachu said...

Esas cosas son tipicas de la edad rubia hermosa, y sabes que siempre tenes a la que le sale todo mal, para escucharte, hay cosas peores en la vida, vs tenes un grupo de amigas q te ama, y da la vida entera por vos! Asi de loquita indecisa y TODO! teamo!