Sunday, 9 November 2008

Hay veces que no quiero verlo, entenderlo, que no quiero saberlo, procesarlo, escucharlo, aceptarlo, pensarlo, soñarlo, mentalizarlo, recordarlo, memorizar cada momento, cada conversacion, cada dáa, cada noche, cada ínfima cosa que pasó, cada cosa que no pasó, cada significado, cada signo. Pero algun día lo voy a tener que ver, enfrentarlo.
Hay días que me enacantaría ir y decirte "¿por qué?", "¿cómo?", "¿hay alguna razón por la que pasan los años y me sigo acordando de vos?". Hay días que pienso si en verdad te quiero o las cosas que a veces se me ocurren hacer son producto de mi histeria, de mi inseguridad o de mi soledad absoluta. Otros, pienso que en realidad siempre lo escondí, me escondí, te escondí, que yo creí que te había enterrado y en realidad solamente te metí en ese caja, la tapé pero nunca la enterré.
Hay momentos que decido ponerle un fin, lo hago de alguna manera; pero, ¿viste?, siempre vuelvo a caer. ¿A caer en qué? ¿En tus redes? ¿En tus juegos? ¿En eso que haces hace años con mi cabeza?
En otros momentos no te odio, pienso que en realidad no fuiste tan malo, que hubo otros peores, que me trataron mal, que vos supiste como tratarme, como tratar a la histérica que soy, y que todo eso que me imaginé y todas las culpas que te eché, eran parte de una realidad mía, solamente mía.
También encuentro instantes en los que me enojo tanto tanto con vos que llego a odiarte, que digo "¿por qué sos así?", que no entiendo tus razones para darle tantas vueltas a un mismo asunto. Es ahi cuando me digo "date cuenta, la única que sintió algo acá sos vos, olvidate, para él no fuiste más que una ficha más en el tablero".
Pero hay otras veces que todos las cosas que pienso se me dan vuelta, son esos mínimos segundos en que me mirás directo a los ojos, o me das un abrazo, o me decís una de tus típicas frases de todos los años que desencadenan todo esto, esas que me decís cuando me creés que me perdés, que perdés una fichita de ese ajedrez que jugás hace un tiempo, o algunas de esas que decís cuando estás un poquito más cerca de ganar el juego.
Ahora si hay algo que me encantaría saber es ¿quién es la reina a la que querés vencer? ¿cuál es la reina a la que le querés ganar? ¿qué le queres ganar? O también, ¿vos lo sabés?

1 comment:

nachu said...

HOMBRES hay tantos en el mundo, son pendejos o muy maduros, garcas o demasiado melosos, caños o bichos, no hay un punto medio no existe el "principe azul"
te amo amiga!